La casa del sol naciente

Y se acerca la tormenta…
…las nubes acarician la silueta del Moncayo,
arreciará a las orillas del Queiles
el espacio ha sido dibujado.
Bicicleta entretejida con hierros forjados
¡Iluminación!
el escultor se ha recreado

Milagro

“¿No crees que vive la muerte
dentro del sol de una cereza?
¿No puede matarte también
un beso de la primavera?
¿Crees que el luto te adelanta
la bandera de tu destino?
¿Y encuentras en la calavera
tu estirpe a hueso condenada?

El pozo de los Aines

“Al poco de comenzar la faena sucedió algo insólito. Se oyó un enorme ruido en todo el término, al tiempo que una oscura nube se elevó hacia el cielo desde donde trabajaban Hamet y sus criados”